Baloncesto

El secreto de Curry para ser el mejor tirador de siempre

El secreto de Curry para ser el mejor tirador de siempre

Stephen Curry

(MARCA.com Redacción) Si Stephen Curry tiene tres anillos, ha sido dos veces MVP, está considerado como uno de los mejores triplistas de la historia (si no el mejor) y ha cambiado el baloncesto con su juego es por su búsqueda del lanzamiento perfecto.

Los aciertos desde el logo del centro de la pista, desde el túnel de vestuarios o desde cualquier lugar son fruto de un trabajo obsesivo.

Lo realiza junto a Brandon Payne, su entrenador personal, y roza la locura. Porque en sus sesiones no basta con anotar los triples. Eso hace tiempo que ya no es suficiente.

«Decidimos ser más precisos. Usamos una tecnología que mide la trayectoria del balón y si no entra exactamente por el medio del aro, lo contamos como fallado», asegura el entrenador, que en sus sesiones de trabajo aplica teorías sobre la eficiencia neurocognitiva.

Esa exigencia a la hora de anotar un triple hace que en los partidos el margen de error sea mayor. Si en un encuentro, el base de los Warriors lanza un triple ligeramente desviado, todavía tendrá posibilidades de que el balón entre.

Sus tiros habituales tienen una trayectoria perfecta y entran, pero los que no la tienen, también pueden hacerlo.

En los entrenamientos, Curry suele lanzar desde 10 puntos diferentes de la pista. Para ir cambiando necesita anotar ocho de los 10 que tira. Si no, debe repetir. Y ello combinado con sprints que aceleran su pulso para simular las condiciones en las que tendrá que lanzar en los encuentros.

Un apunte

Gran inicio de temporada

Sus métodos de entrenamiento rozan la locura, pero que han convertido al base de los Warriors en una constante amenaza para su rivales. Stephen Curry está promediando esta temporada 30.4 puntos por juego, con 8.0 rebotes y 6.6 asistencias. Sin lugar a dudas está en uno de sus mejores inicio de campaña.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos