Editorial

Imprudente exceso

Imprudente exceso

Con mínimas dosis de sensatez pudo haberse evitado el forcejeo que se produjo ayer entre médicos y agentes policiales en los frentes del Palacio Nacional, durante una parada pacífica convocada por el Colegio Médico para exigir del Gobierno mayor atención al sector salud.

Al reprimir esa manifestación, las autoridades no tuvieron en cuenta que esos centenares de profesionales de la salud son los mismos que lucharon a brazo partido para contener la pandemia del coronavirus y los que cada día reciben en clínicas y hospitales a pacientes de todas partes.

Los organizadores de esa protesta no tuvieron la previsión de acordar con la Policía la zona en el perímetro de la Casa de Gobierno donde podrían congregarse sin afectar el libre tránsito vehicular, pero en ningún caso se justifica la desconsideración física de que fueron objeto.

No resultaría saludable que el Colegio Médico reaccione ante ese posible ultraje con acciones extremas como sería convocar a paros o huelgas en hospitales públicos porque lo que ha sucedido no es falta imputable a la población.

Lo que procede es que las autoridades de Salud convoquen de inmediato al CMD a un diálogo tan amplio y franco como sea posible, toda vez que los reclamos de los galenos, de habilitar y equipar los hospitales públicos, debería ser también una aspiración del Gobierno.

No se niega razón al Colegio Médico en su reclamo de revisar el sistema de seguridad social, en lo relacionado a las Administradoras de Riesgos de Salud y de Fondos de Pensiones, por lo que ese tema debería ser motivo de diálogo y no de confrontación.

Negar que la mayoría de los hospitales públicos carecen de medicamentos, insumos y equipos sería como pretender tapar el sol con un dedo, aun cuando algunos centros asistenciales ofrecen servicios con elevados estándares de calidad.

Corresponde a la vicepresidenta Raquel Peña, jefa del Gabinete de Salud, y al titular de ese ministerio, Daniel Rivera, calmar el enojo de los médicos por los golpes y empujones de ayer, con la inmediata convocatoria a una jornada de diálogo con el CMD con la sincera voluntad de resolver problemas.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos