Articulistas

La reforma policial

La reforma policial

José Antonio Torres

No quiero ser pesimista, pero la realidad es que Colombia no es el mejor referente, para guiar la reforma policial en nuestro país, debido a que mañana hace exactamente tres meses que el presidente de esa nación Iván Duque, presentó su proyecto de  reforma policial  a la sociedad colombiana.

Eso indica que 90 días no es suficiente para valorar los resultados de una reforma policial en ningún país del mundo.

El presidente Duque estuvo obligado a acelerar un proyecto de reforma debido a la presión de la sociedad y de organismo internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras 60 civiles muertos a manos de la Policía Colombiana en los primeros tres meses de este año.

La mayor demanda de la población era que Colombia convirtiera a la Policía en un cuerpo civil, que dejara de funcionar como un estamento del Ministerio de Defensa. Sin embargo, en la reforma aprobada en Colombia la Policía sigue bajo la tutela de esa entidad militar.

Lo único nuevo que el Gobierno de Duque propuso fue una iniciativa que contempla sanciones para los policías «que no se identifiquen plenamente ante los ciudadanos» o impidan grabar sus acciones.

La institución «tiene funciones de lucha contra el narcotráfico, de seguridad ciudadana, de lucha contra el contrabando y eso requiere una mayor coordinación con las fuerzas militares», Había dicho el ministro de Defensa Diego Molano para justificar la acción.

A finales de abril, cientos de miles de personas salieron a las calles a protestar contra un alza impuestos promovida por el gobierno y desechada ante la presión popular. La represión de las manifestaciones avivó el malestar social y dio lugar a un movimiento de rechazo a la gestión de Duque durante la pandemia, que elevó la pobreza del 37% al 42% de la población.

La acción represiva de los policías colombianos, provocó que observadores de la Comité Interamericano de Derechos Humanos  calificaran la acción de la fuerza pública  como «desproporcionada» y «letal».

Después de conocer estos datos recientes podemos concluir que República Dominicana, en materia policial  merece consejeros y asesores mejores que lo que hemos visto en Colombia hasta ahora.

José Antonio Torres

José Antonio Torres