Cójanlo

Más prevención

Más prevención

La Policía ha presentado como acontecimiento la identificación y captura de miembros de una supuesta banda de delincuentes que a principios de este mes mató a un teniente de la Policía en el sector El Ejido, de Santiago, cuando el oficial intervino para evitar un asalto.

Jean Carlos Ramírez Carvajal, de 32 años, quien también fue despojado de su arma de reglamento, fue ultimado cuando cumplía con su deber. El suceso provocó mucho pesar, pero también constituyó otro toque de inquietud sobre la propagación de la delincuencia y la criminalidad.

Es verdad que la captura de la peligrosa banda, como la definió la Policía, representa un respiro para la población. Pero por más eficiencia que se quiera mostrar en la lucha contra el crimen, también representa un mensaje sobre la necesidad de fortalecer la prevención para evitar sucesos tan penosos como el del teniente Ramírez Carvajal.

La Policía, que no es la única responsable de la inseguridad, no tiene que esperar la cacareada reforma para garantizar la integridad ciudadana y celebrar con innecesaria retórica la aclaración de un crimen, por más penoso e indignante que resulte.

El Nacional