Cójanlo

Menos tensión

Menos tensión

La liberación del consejero agrícola de la embajada dominicana en Haití baja la tensión que, a causa del secuestro, se disparó en las relaciones entre ambos países.

La banda “400 Mawozo”, una de las más peligrosas de las muchas que operan en la vecina nación, decidió dejar libre a Carlos Guillén Tatis por razones que se ignoran.

Aunque había reclamado 500 mil dólares para la liberación no se sabe si se obtemperó por alguna recompensa o simplemente por el mensaje de las autoridades dominicanas de desplegar tropas en la franja fronteriza.

Los comandos especiales y las unidades militares desplegados en Jimaní, Pedernales, Elías Piña y Dajabón no tenían otro propósito que reforzar la seguridad, pero es posible que los pandilleros haitianos captaran algún metamensaje. La coincidencia de la liberación de Guillén Tatis y el despliegue de las tropas es obvio que plantea sus interrogantes.

El despliegue de tropas no era ni podía verse como una provocación, sino como un mensaje de alerta a las bandas haitianas sobre la determinación de proteger el territorio frente a cualquier brote de violencia o la estampida de emigrantes hacia esta parte de la isla.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos