Pulsaciones

Mero chantaje

Mero chantaje

Santo Domingo.-Sueñan con un pasado superado hace tiempo los militares imputados en la operación Coral 5G que trataron de intimidar a testigos con la advertencia de que “no se metan con los guardias”. Con quien nadie tendría que meterse, no es con los militares, que solo se diferencian de los civiles por el arma que portan y el uniforme que llevan, sino con las leyes, que son iguales para todos.

A los militares que hicieron la intimidatoria advertencia se les fue la lengua, pero de paso se autoincriminan sobre el escándalo de corrupción por el cual están detenidos. La supuesta intimidación ha sido utilizada por el Ministerio Público para justificar, entre otras acciones, su solicitud de medidas de coerción contra el grupo encabezado por el exdirector de Cestur, general Juan Carlos Torres Robiou, y el general Julio Camilo de los Santos Viola, jefe de la seguridad personal del expresidente Danilo Medina.

La investigación señala que la supuesta red ha estado maniobrando para distraer los bienes adquiridos de manera ilícita, sobre todo los inmuebles. Y agrega que la red Coral, que tiene al mayor general Adán Cáceres Silvestre, y la Coral 5G operaron como “una verdadera empresa”.

Estarían revestidas de tanta impunidad que los depósitos en la banca los hacían en efectivo, que cargaban en sacos, sin que se les exigiera cuentas. Tal vez rememorando ese pasado es que han advertido a testigos, según el Ministerio Público, para que no se metan con la guardia.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos