Editorial Opinión

Ni tanto ni tan poco

Ni tanto ni tan poco

El comisionado para la reforma de la Policía, José Vila del Castillo, ha dicho que en esa institución “había una corrupción interna, institucional y sistémica dirigida desde la propia Dirección hasta el último raso”, algo así como que estaba podrida de arriba abajo.

Esa revelación o denuncia ha causado sorpresa en la población, rechazo de la Sociedad de Generales de la Policía y de algunos exdirectores policiales, así como el silencio en altos anaqueles del Gobierno que contrató al español Vila del Castillo para dirigir la transformación del cuerpo del orden.

Resulta muy difícil refutar que la Policía ha estado por muchos años enferma de corrupción, aunque quizás sea posible tildar esa aseveración como exagerada, toda vez que no ha dejado santos en los altares ni feligreses en el templo.
El denunciante dijo que en la Policía operaba una estructura que cobraba por nombrar en los puestos policiales, decidir los traslados, los ascensos, cobrar las pensiones, renovar los uniformes y las armas, entre otras irregularidades, lo que podría definirse como tipos de corrupción administrativa.

Llama la atención que el comisionado no refirió conexiones de oficiales y agentes policiales con narcotráfico o con otros tipos de delincuentes, como se había denunciado en el pasado con sometimientos a la justicia de miembros de la institución por vínculos con el trasiego de drogas, atracos y asaltos.

Quizás la llaga que refiere Vila del Castillo no se haya extendido por todo el cuerpo policial o tal vez no dijo todo lo que su bisturí pudo detectar, pero lo que sí está en entredicho y por tanto debe demostrarse, es su afirmación de que ese entramado de corrupción ha sido desmantelado.

No ha podido ocurrir el milagro de sanar a un paciente que según lo dicho por el experto español tenía metástasis de peculado en toda su anatomía, pues de los más de 30 mil miembros de la Policía, sólo han sido retirados 3,457, obviamente, no todos corruptos, como tampoco impolutos los que se quedan.

Razones tendrá el comisionado de reforma policial para decir lo que dijo en un seminario internacional sobre seguridad ciudadana, aunque con o sin intención ha involucrado a todos los policías en ese entramado corrupto que ha dicho que fue desmantelado, lo que aun está por verse.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos