Actualidad

Persiste problema para pagar el agua

Persiste problema para pagar el agua

Foto archivo

El director general de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), ingeniero Felipe Suberví, informó que la institución trabaja para resolver los inconvenientes que afectan a los clientes en el pago del servicio de agua potable.

El funcionario anunció que en dos meses, a más tardar, se normalizará el sistema de cobranza de la CAASD y que los inconvenientes que confrontan algunos clientes es porque están en un proceso de adaptación, que pronto volverá a su normalidad.

Dijo que están promoviendo los últimos pagos que incluyen tres mil puntos.

El funcionario explicó que se está consolidando una plataforma para resolver el problema con las facturas.
La institución ha establecido un número único que permitirá comunicarse al teléfono 809-562-3500, opción 1, para realizar sus pagos y a través de los puntos autorizados de “Paga Todo”, como: Asociación la Nacional, Banco Caribe, Farmacia Carol, Farmacia los Hidalgos, Supermercados Nacional, Supermercados Jumbo y Vimenca.

Luego de que la CAASD rescindiera el contrato con la empresa AAA Dominicana, mucha gente está confrontando inconvenientes para pagar el servicio. Muchos clientes se quejan de que van a pagar el servicio y se encuentran con que no hay plataforma y que cuando se trasladan a la CAASD tienen que formarse en una larga fila que les hace perder tiempo.

Urgieron de dicho organismo establecer una forma más efectiva para el pago del servicio para no acumular deudas. El pasado mes, la CAASD terminó el contrato que mantenía desde 2001 con la empresa AAA Dominicana S.A., responsable de la gestión comercial en algunos sectores del Gran Santo Domingo.

La institución señaló que la decisión se tomó luego de un análisis técnico-jurídico que arrojó la lesividad del contrato para el Estado dominicano.

El director de la CAASD, Felipe Suberví, explicó que el contrato, denominado Servicios para la Gestión Comercial y Suministro e Instalación de Medidores, fue firmado el 11 de enero de 2001, con el objetivo de dotar a esa institución de un sistema más eficiente para el cobro del servicio de agua potable y alcantarillado.

En el documento se estableció un plazo de cuatro años y cinco meses, tiempo que se entendía como suficiente para construir un catastro de clientes y ejecutar un plan de instalación de 100,000 medidores.

Domingo Berigüete