¿Qué Pasa?

¿Por qué los judíos llamaban traidor a Flavio Josefo?

¿Por qué los judíos llamaban traidor a Flavio Josefo?

Flavio Josefo

Santo Domingo.-Tito Flavio Josefo fue un historiador judío que nació en el año 37 antes de Jesucristo. Su ciudad natal fue Jerusalén, conocida miles de años atrás como Jebú.

Desde pequeño se interesó por la cultura y el buen intelecto, para diferenciarse, como decía, de sus compatriotas, a quienes definía como un pueblo atrasado y el más supersticioso que había conocido.

Escribió varias obras, entre ellas Antigüedades Judías, Guerra de los Judíos y Contra Apión.

Siendo judío trabajó para el imperio romano, lo que provocó que sus compatriotas lo definieran como «un traidor».

En medio de la revuelta del año 66, la primera guerra judeo-romana, Josefo avistó un regimiento romano encabezado por el general Vespasiano.

Al ver a Vespasiano mientras cabalgaba un hermoso caballo, el historiador judío salió a su encuentro y le profetizó que sería emperador. Por ello, las tropas romanas no lo mataron, sino que lo hicieron prisionero.

A los dos años, Vespasiano fue elegido emperador y por gestiones de su esposa, Popea Sabina, el erudito judío fue liberado.

Luego, Josefo trabajó para el poder romano, bajo las riendas de Vespasiano, lo que aumentó el odio en su contra de parte de los judíos que enfrentaban las barbaridades que cometían las milicias extranjeras que habían ocupado a Judea.

Al ver cómo Tito, hijo de Vespasiano, destruía la ciudad de Jerusalén, el erudito pensó que sus compatriotas podían atentar contra su vida, e ideó escribir lo ocurrido durante la toma de Jerusalén, con la finalidad de lograr la simpatía de sus conciudadanos.

Este pensador hizo grandes aportes al escribir sus obras, ya que forman parte de los pocos documentos que ofrecen detalles sobre la revuelta ocurrida en el año 66.

«Decidí escribir lo ocurrido, porque yo, Flavio Josefo, fui parte y pude ver de cerca las cosas que muchos afirman que se cometieron durante este conflicto», escribió el historiador.

La revuelta del 66 fue la primera guerra entre judíos y romanos. La segunda se inició en el año 115 y terminó en el 117, mientras la tercera comenzó en el 132 y concluyó en el 136, después de Cristo.

Las tres confrontaciones tuvieron como objetivo liberar a la provincia de Judea que estaba bajo el jugo del imperio romano, un territorio que antes estuvo en manos de Gracia.

Juan Julio Gómez

Juan Julio Gómez