Semana

Puerto Plata necesita una imagen visual fuerte

Puerto Plata necesita una imagen visual fuerte

Cuál es la imagen que integralmente representa a Puerto Plata? A pesar de ser el primer gran destino de turismo masivo no tiene una imagen dominante, un martillo visual, como bien lo define la mercadología norteamericana Laura Ries, en su libro Visual hammer, (Martillo visual).

Ries razona en su tesis: ¿En qué imagen piensa usted cuando se le menciona un destino turístico como París? ¿No será en la Torre Eiffel? ¿Y cuándo se cita la ciudad de New York? ¿No aparece la Estatua de la libertad? ¿Y cuándo dice Madrid, no aparece La Puerta de Alcalá?

Pero ¿Cuál es la imagen dominante que representa a Puerto Plata? Cuando se sale a preguntar por ese icono gráfico, nunca surge una imagen única.

Ante el imaginario turístico desfilan diversas imágenes: el teleférico, malecón, la glorieta del Parque, el parque central, Punta Torrecilla, el Dios Neptuno en plenas aguas del Océano Atlántico, el anfiteatro, el helado de uva, los Taimáscaros, la Fortaleza San Luis, Punta Torrecilla, la estatua de Luperón, el rostro de Eduardo Brito, el Faro.

A pesar de que se han contratado empresas internacionales y nacionales para dar con una identidad tanto del nombre como de la imagen de este destino para posicionarlo adecuadamente, en el marco de un ambiente tan competitivo como es el turístico en el ámbito internacional, en general y en el Caribe, en particular, Puerto Plata no tiene ese recurso identitario.

El tema no es nuevo. Sale a cada tanto a las agendas, pero pocas veces, como ahora, resulta más apropiado su abordaje. Edgar Lantigua planteó en 2015 en la IV Cumbre de Prensa y Turismo la necesidad de que Puerto Plata identificara su martillo visual, para proyectar junto a su logo una imagen fuerte y unificada de su marca.

Para entonces, los medios reportaron: “Puerto Plata es el nombre escogido para el logotipo de la iniciativa diseñada por la empresa norteamericana MMGY Global desarrollada con el respaldo del Ministerio de Turismo de República Dominicana. Con ella se apostaba a proyectar una imagen modernade la Novia del Atlántico.

El martillo visual
Laura Ries en su libro sostiene que para el posicionamiento de una marca es fundamental, además de ocupar un lugar en la mente de los consumidores, llenar un hoyo con una imagen que los mismos hagan suya y que los identifique con esa marca.

Pone como ejemplo la cinta rosada de la lucha contra el cáncer de la diseñadora Susan G. Komen que supera otras entidades benéficas con más tiempo y con causas igual de importantes en Estados Unidos o el contorno curvado de la botella de Coca Cola.

Otros ejemplos de imágenes dominantes que cita son: Mercedes Benz, Nike, Apple, Rolex y otras marcas por la simplicidad que logran dar fortaleza a sus martillos visuales.

Seleccionar la imagen visual fuerte que identifique a Puerto Plata es una tarea que se debe plantear con la urgencia que el tiempo demanda.

José Rafael Sosa