¿Qué Pasa?

¿Quién reconoce el universo escénico de Haffe Serulle?

¿Quién reconoce el universo escénico de Haffe Serulle?

Escenas de La viuda, original de Haffe Serulle, presentada en Centro Cultural Banreservas, con las actuaciones de Anderson Mercedes. y Margaret Sosa (directora)

¿Cuándo será el tiempo de que la crítica, el público y el común de la gente, habrán de reconocer el valor del  imaginario creativo textual y metodológico teatral, del universo estético creado por Haffe Serulle?

Acabamos de ver en el Centro Cultural Banreservas, por segunda vez, La viuda, con las actuaciones de Anderson Mercedes. y Margaret Sosa (directora), discípula de su maestro, quien la formó en las lides del expresivo quehacer teatrero de Serulle.

Tras la presentación de La viuda, en presencia de su autor, Mijail Peralta, director de Cultura Banreservas, entregó una placa cristal óptico a Serulle en reconocimiento a su trayectoria.

La viuda es un entonado dramático al amor despojado por la muerte, siendo el clamor por el regreso de la pareja por medio de reflexiones profundas, que provocan

Tras la presentación, en un transformado auditorio, se siente lejano el momento de la apropiación social de la obra de este escritor dramático, actor y director.

El autor cuenta con talento para lograr la belleza poética de sus textos dramáticos, trabajados en cada línea para expresar de forma trascendente cada idea. Serulle procura la belleza pura de sus textos, basado aliento poético, investigación de los temas tratados y el abordaje para plantearlos.

Al final de la presentación, a Serulle se le entregó una placa de reconocimiento.

El Método Haffiano refiere apela a interpretación actoral (que en general evita el diálogo entre los actuantes) y en cambio se orienta en un tono discursivo al público al cual, los actores y actrices, concepto que supera el rompimiento de la cuarta pared, a lo cual agrega la concepción del escenario para transformarlo en un espacio que envuelve al público. Una característica interpretativa que por lo bajo se le ha criticado, es el escaso uso del volumen bajo, conversacional y en cambio opta por el tono de fuerte presencia auditiva.

Se le critica que sus actores gritan,  que tienen un tono normalmente encendido y agudo, pese a que los actores tienen momentos, instantes, en los cuales el tono es intimista, tierno y dulcemente cálido.

En discurso dramatúrgico de Serulle altisonante    irreverente y evocador con planteamientos que enfilan hacia la poesía existencial, hacia la irreverencia a los modismos y protocolos establecidos.

Otro aporte de esta escuela se expresa en las escenografías, vestuarios y maquillaje. Los elementos escenográficos, los telares, los materiales reciclados, los elementos cotidianos que (como el cartón, el retazo de telares) adquieren un valor expresivo en la imagen final de la escena.

Otro aporte de Serulle es el Teatro Acrobático, que no es invento original suyo ya que internacionalmente son muchos los ejemplos existentes, pero para el país esta corriente con sus condiciones particulares: el arrojo de sus maniobras entre cuerdas a 9 metros del suelo (Tinglado de Acero y De arriba abajo).

Serulle tiene una producción literaria tan vasta como consistente. Ha escrito (entre libretos de teatro y novelas): Bianto y su señor, El Vuelo de los Imperios, Las tinieblas del dictador, Voy a matar al Presidente, El Tránsito del Reloj , Los caminos de la infancia futura ,Los caminos del fuego, Los caminos del pan, El otro abril”, Los manuscritos de Alginatho, Desnudo», Aleluya, El gran carnaval, Kali-Gula-Bash, La casa de pros-tib , Un sueño azul para morir, El plan perfecto de Poncio Plá, Piromancia, Tinglado de acero» ,»De arriba abajo, La residencia, Bachata ante mortem y «Los signos de la carne». Su novela más reciente es Plagas y predicciones de la familia Vick-aux.

Tras estas reflexiones, retornamos a la interrogante:

¿Por qué hemos estado indiferentes y de espaldas a la obra de este creador literario y escénico?

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa