Cójanlo

Tensión en Perú

Tensión en Perú

La policía antidisturbios al ingresar al campus de la Universidad de San Marcos, el 21 de enero. JUAN MANDAMIENTO (AFP)

Las nuevas víctimas durante las confrontaciones y la ocupación de la Universidad San Marcos, en Lima, complican más la crisis desatada en Perú tras la destitución del presidente Pedro Castillo.

Estudiantes y miles de manifestantes se han instalado en campamentos y tomado instalaciones en demanda de la renuncia de la presidenta Dina Boluarte y la convocatoria de elecciones.

Pero antes que siquiera abrir el espacio para el diálogo la mandataria no solo se ha atrincherado en el poder, sino que se ha apoyado en las fuerzas del orden para aplacar las protestas.

Puedes leer: En Perú: El rancho arde

Por la muerte de los primeros 28 manifestantes la justicia ordenó que se investigara la responsabilidad en los sucesos de la mandataria y de miembros de su gabinete.

Por ahora Perú parece en un callejón sin salida. Tan tensa es la atmósfera que hasta el papa Francisco ha clamado por el diálogo para buscar una salida a la crisis.

Pero es posible que la decisión de ocupar las instalaciones de la Universidad San Marcos para desalojar a manifestantes solo haya servido para echar más leña al fuego, sin importar que los detenidos fueran puestos en libertad. El panorama es complejo.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos