Cójanlo

Código espinoso

Código espinoso

Los tres proyectos que se han presentado son el preludio del tortuoso camino que está supuesto a transitar el polémico Código Penal, que lleva más de 20 años dando tumbos en las cámaras legislativas.

Las tres causales y la discriminación por orientación sexual excluidas por la Cámara de Diputados volverán por lo menos a debatirse, aunque no se vislumbra que puedan ser acogidas en ninguno de los cuerpos legislativos.

El proyecto perimió en el Senado por falta de tiempo para analizar cada uno de los 422 artículos. Si los diputados se tomaron unos 11 meses para sancionar la pieza constituía un atropello a la sensatez que el Senado aprobara la pieza sin analizarla, sea para salir de ella o para complacer a la Iglesia católica.

A pesar del tiempo que lleva en las cámaras legislativas el Código Penal no se puede sancochar. Lo sensato es aprobar una pieza que fortalezca y no que reduzca el derecho de las personas consagrado en la Constitución y los convenios internacionales y las libertades públicas.

Los congresistas tienen un alto compromiso con un proyecto que ha dividido a la opinión pública y por lo cual no todos quedarán conformes con su decisión.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos