Semana

Como cada Domingo

Como cada Domingo

José Rafael Sosa

Milagros en Cultura

Milagros Germán, no encuentro otra  forma de llamarla, llega, quien sabe por cuales razones, al Ministerio de Cultura a sustituir a doña Carmen Heredia, quien a mi juicio hizo una labor formidable al frente de uno de los ministerios de más compleja, enrevesada y  difícil gestión.

A doña Carmen, nuestro respeto por  el rol desarrollado y desearle que en el ambiente o función en que se encuentre, siga siendo cual es: integra, juiciosa, artista y un respaldo del arte y la cultura.

Camen Heredia y Milagros Germán
Como cada Domingo 2

Miagros Germán, sin dudas una mujer creativa, inteligente, se encuentra ahora en la más desafiante tarea gubernamental, respecto de un ministerio caracterizado por:

• Mucha gente talentosa y con buenos deseos de trabajar. Pienso en Basilio Belliard y  Orlando Inoa, para poner dos ejemplos.

• Una lucha sectorial interna de poder que dificulta todo. Ejemplo: la revista País Cultural, un extraordinario ejemplo de publicación literaria de nivel extraordinario  y entonces dirigida por Soledad Álvarez (quien renunció  al puesto, tras producir tres ediciones para la historia de nuestras letras,  agotada por la burocracia, los burócratas, entre los que había escritores,  plantearon que  circularía luego de redactar  un “protocolo de distribución que  nunca hicieron”. Las tres ediciones de esa etapa, se encuentran todavía en cajones en el Ministerio. Doña Carmen relanzó la revista poniendo a frente a Belliard, quien ha cumplido con efectividad y calidad ese cometido. Y Ahí está circulando.

• Unos egos muy altos de una parte los artistas ubicados fuera del Ministerio, que complejizan las labores y proyectos.

• Un irrespeto  y falta de voluntad para aplicar la Ley del Libro, aprobada durante la gestión del mejor de los titulares del Ministerio, José Rafael Lantigua, al punto de que Inposdom sigue cobrando  miles de pesos para envíos al exterior de sus obras a los autores nacionales

(incluyendo Premios Nacionales). Esa Ley Nacional del Libro, aprobada y  promulgada, es letra muerta y eso es un crimen cultural.

• Un estancamiento de la circulación  y edición de nuevos libros de la Editora Nacional, a pesar de la capacidad y los esfuerzos de Orlando Inoa, reconocido historiador y uno de los editores de libros, en el sector privado (Letra Grafica) de mayor capacidad de trabajo.

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa