Noticias importante Reportajes

Damnificados por Fiona se quejan de la poca ayuda que reciben del Gobierno

Damnificados por Fiona se quejan de la poca ayuda que reciben del Gobierno

Deysi Gómez residente en la calle Julio Rolfot, del sector Los Platanitos, se queja de que el Gobierno solo ha dado funditas de comida a damnificados. / (El Nacional) Jorge González.

Higüey, La Altagracia.-A siete días del paso del huracán Fiona por La Altagracia, impactando principalmente a Higüey donde ocasionó daños que aún son evaluados, a infraestructuras viales, agricultura y zonas boscosas, además de destruir viviendas desplazando a una 400 familias a albergues, la vida va tomando su ritmo cotidiano entre las quejas de lo poco que hace el Gobierno y la ayuda que solo llega a algunos.

Al llegar a Higüey el equipo de El Nacional se sorprendió porque muy diferente a lo ocurrido en algunos de los tramos carreteros que conducen a esta localidad, en donde se veían árboles, postes del tendido eléctrico, letreros, etc., tirados en el suelo en el centro de la ciudad todo era normal.

El escenario cambió radicalmente al entrar al barrio Los Platanitos, uno de los sectores más afectados por los estragos causados por los vientos que derribaron casas y a otras las dejó sin techo, además del desborde del río Duey que inundó todo el sector, llevándose también varias casas con todo y ajuares, pero sin dejar víctimas mortales.

También te puede interesar: El Seibo se recupera rápidamente tras el paso del huracán Fiona

Toda el área es una zona de desastre. Lotes de madera, cinc, y escombros. Enseres del hogar como cama, colchones, lavadoras, neveras, televisores, muebles, y montañas de ropas en el suelo, otras tendidas tomando sol es lo que se ve en el área a ocho días de que el huracán Fiona categoría 1 pasara por parte de la zona este del país.

“Aquí vinieron la gente del Gobierno y ayudaron a reparar unas cuantas viviendas, pero solo eso. Lo que han dado es fundita de comida, pero la ayuda como tal aquí no ha llegado. Tenemos los colchones podridos dentro la casa, hediondos. Queremos que nos saquen de la orilla del río”, dijo la señora Deysi Gómez, residente en la calle Julio Rolfot en Los Platanitos.

Ya la calle principal del sector está totalmente transitable y en otras vías máquinas pesadas del Gobierno trabajan recogiendo escombros. Muchas de las viviendas afectadas fueron reparadas, y solo algunas familias las cuales perdieron sus viviendas porque se las llevó el río están en casas de vecinos.

“El río nos llevó todo, ya no tengo nevera, estufa ni televisor”, agregó, Deysi Gómez, con una voz imperativa y de impotencia.

Otros sectores

Christian Caraballo clama por la ayuda del Gobierno ya que Fiona le llevó todo. (El Nacional)  / Jorge González
Christian Caraballo clama por la ayuda del Gobierno ya que Fiona le llevó todo. (El Nacional) / Jorge González

En Villa Cerro, La Florida, El Obispado, Acamaya y Antonio Guzmán, que fueron otros de los barrios que también sintieron los estragos de Fiona, dejando desolación y agravando la ya extrema miseria en la que viven estos sectores la situación es similar a Los Platanitos. Quejas y esperanza es lo que hay.

“Oímos hablar de los daños que causó este ciclón, y de la inversión que hará el Gobierno en ayudas a los afectados, pero hasta ahora es poco o nada lo que hemos recibido”, expresó Christian Caraballo del sector La Florida.

Daños

Según el Gobierno, los daños causados por el huracán Fiona en La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Santo Domingo, El Seibo, Hato Mayor, Monte Plata, Duarte, La Vega, Santiago, Samaná y María Trinidad Sánchez, superan en las primeras estimaciones, los 20,000 millones de pesos (unos 375 millones de dólares).

10 Actualidad 06 100p071
Máquinas pesadas del Gobierno todavía trabajan en vías del sector Los Platanitos en Higüey para dejarlas limpias de escombros y basura por el huracán Fiona. (El Nacional) / Jorge González.

Además el presidente Luis Abinader informó que el servicio energético está en un 97 por ciento restablecido en las zonas más afectadas, mientras que el servicio de agua potable lo está al 91 por ciento, con 67 acueductos ya operativos, aunque catorce aún permanecen fuera de servicio afectando a miles de usuarios.

“Soy feliz porque Dios me tiene viva, y a los 95 años aún tengo a mi viejecita conmigo, pero veo que si se está repartiendo por algo que nos pasó a todos, no sé por qué darles a unos sí y a otros no. Por aquí vinieron a dar funditas con comida pero solo para algunos”, dijo un poco molesta e impotente, Adolfina Reyes.

10 Actualidad 06 100p09
Michael Pérez mira lo que queda de su vivienda luego de que el río Duey se la llevara con todo y ajuares, pero da gracias a Dios de que él y su familia están vivos. (El Nacional) / Jorge González.
Jorge González

Jorge González

Periodista, fotógrafo, reportajista y editor fotográfico de El Nacional