Página Dos Primera Fila

Duarte

Duarte

Con motivo de cumplirse mañana el 209 aniversario del natalicio del patricio Juan Pablo Duarte, el amor a la patria y el sacrificio que marcaron su vida son dignos de tomarse en cuenta, no para exaltarlo, sino para imitarlo, en los múltiples homenajes que merecidamente se le rinden.

Además de jugarse la vida, Duarte sacrificó el patrimonio de la familia, que terminó en la miseria y exiliada en Venezuela, en aras de la independencia de la República. Por sus ideales y nobleza también sufrió burlas y traiciones.

Sin embargo jamás cesó en su propósito de liberar a República Dominicana del yugo haitiano. Todavía esa obra que se propuso, que tantos sinsabores le causaron a él y sus familiares, está inconclusa. Los principios que sustentaron su lucha han estado muy lejos de ser la bandera de los gobiernos que cada 26 de enero lo reverencian con todos los honores.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos