Cójanlo

Infamia de Haití

Infamia de Haití

Con todo lo solidario que se ha sido con Haití desconcierta que su Gobierno recurra a una infamia al alegar malos tratos en las repatriaciones de sus nacionales desde República Dominicana.

Es obvio que las autoridades de la vecina nación, incapaces de proporcionar siquiera la mínima seguridad a sus habitantes, quieren hacer el juego a Estados Unidos y las entidades que presionan para que en este país se acojan a los indocumentados haitianos.

Además de respetar los derechos de los haitianos en las repatriaciones se utilizan autobuses confortables, costeados por el Gobierno dominicano.

Las redadas que se efectúan contra los sin papeles distan mucho de la persecución en caballos y látigos que usó Estados Unidos en Texas contra haitianos que habían penetrado a su territorio.

El Gobierno de Haití no debe prestarse, por mero oportunismo, a hacer el juego, alegando un incierto maltrato, a las entidades que presionan para que este país acoja a los indocumentados.

Sabe Haití que con sus nacionales se ha sido en extremo solidario en servicios de salud y asistencia alimentaria, así como en la campaña para que la comunidad internacional preste atención a su crisis.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos