Cójanlo Página Dos

Nota tenebrosa

Nota tenebrosa

Foto de archivo

Además del rebrote de los feminicidios llama la atención un elemento que se ha tornado común en la mayoría de los crímenes: la participación de exparejas. Los asesinatos de cinco mujeres en lo que va de año representa un doloroso llamado sobre la necesidad de revisar o ampliar las medidas para prevenir la violencia machista.

De todas las acciones las órdenes de alejamiento se han evidenciado como la menos eficaz. Ante las tantas tragedias cometidas por hombres con prohibiciones muchas mujeres optan por no perder su tiempo y deciden enfrentar la situación con sus propios medios, aunque sepan que llevan las de perder.

Son ilustrativos los casos del sector Los Ríos, donde Mileysi Arnaud, de 34 años, fue muerta en su residencia por su expareja, quien tenía una orden de alejamiento.

Puedes leer: Casos de violencia y feminicidios aumentan en los últimos días

Los familiares de Arnaud dicen que ella se querelló varias veces sobre el asedio de que era víctima, pero que no le hicieron caso. Y en Tatón, San José de Ocoa, la expareja de Licely Mejía llegó a una residencia donde esta compartía y después de ultimarla se suicidó. Tanto los feminicidios como las violaciones de las órdenes de alejamiento son un desafío que tienen que atenderse.

El Nacional

La Voz de Todos