Cójanlo

Ola criminal

Ola criminal

Palacio Policía Nacional

El caso del capitán de la Policía encontrado muerto de dos disparos en el sector Las Cañitas es otro signo de alerta sobre la ola de violencia que se propaga por el territorio.

El cadáver de William Méndez Ramírez, de 54 años, fue encontrado frente a la residencia de su madre. Los victimarios cargaron con su arma y con su celular. En estos días la población ha sido sacudida por una ola sangrienta, que van desde múltiples feminicidios hasta misteriosas muertes de reclusos cárceles, sin mencionar otros sucesos.

Hace apenas unos días que en Guachupita, un barrio colindante con Las Cañitas, desconocidos enfrentaron a tiros una patrulla de la Policía que recoría el sector. En los barrios de la parte alta los residentes se han quejado de la intranquilidad y la inseguridad derivadas de los pleitos de pandilleros por puntos de drogas.

La Policía tiene que capturar y traducir a la justicia a los victimarios del oficial, pero las autoridades tienen que prestar atención a la escalada que ha costado la vida no solo a civiles, sino a miembros de los cuerpos armados. La muerte del capitán Méndez Ramírez es un llamado para reforzar la seguridad en todos los sectores.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos