¿Qué Pasa? Sociales

Papá puede conectar emocionalmente con sus niños

Papá puede conectar emocionalmente con sus niños

Psicóloga clínica explica que anteriormente la figura paterna cumplía un rol más autoritario

Tener una conexión emocional con los hijos es esencial. Y es que es importante que sepan que estás ahí para ellos, además de que esto les permitirá sentirse seguros, expresarse libremente, y lo más importante: se sentirá muy amados.

La sociedad ha cambiado en muchos aspectos, incluido la forma en que se entienden los roles de los padres, pues anteriormente los papás se involucraban menos que las madres en especial en lo relativo hacer una conexión emocional con los niños.

Laura Troncoso, psicóloga clínica y psicopedagoga, manifiesta que la figura paterna cumplía un rol más autoritario y se enfocaba en suplir necesidades básicas como alimentación y vivienda “de hecho, en muchos hogares de nuestro país, papa era el encargado de otorgar los permisos para salir o hacer algo, quienes daban las consecuencias fuertes o “el cuco” para lograr ser obedientes o portarse bien. De ahí que era difícil que lograran establecer una conexión emocional efectiva con sus hijos”.

Agregó que esta cultura ha ido cambiando y cada vez más tenemos papás activos, participes e involucrados en el crecimiento, que se preocupar por desarrollar vínculos para con sus hijos desde el primer momento. Enfatizó que “para mamá esa conexión emocional se logra con mayor facilidad, ya que es la encargada de su gestación y amamantarlo”

La doctora Laura Troncoso

La especialista en Evaluaciones del Centro Vida y Familia, afirma que para los papá establecer vínculos afectivos fuertes con sus niños, puede requerir mayores esfuerzos y, en algunos casos, tiempo, pero es posible si se permite vivir ese rol asumiéndolo en todas las esferas.

Recomendaciones

La doctora Troncoso, enumeró algunas recomendaciones para que todo papá pueda conectar con sus pequeños en pro de su bienestar físico y emocional. 

– Sea parte de su higiene personal y alimentación; es cierto que no puede amamantar, pero si ayudarlo a eructar (“Sacarle los gases”).

– Permítase arrullarlo y abrazarlo cada vez que puedas. Olvidemos frases del tipo “eso no es para hombres” o “los varones no lloran”, las emociones se viven y toca sentirlas.

– Alterne con mamá la rutina de irse a dormir. Basta con leerle un cuento o simplemente acompañarlo a la cama y arroparlo.

– Asista a sus actividades deportivas y escolares, échale porras y reconoce sus logros.

– Planifique paseos o salidas solo de papá e hijo/a.

– Hable con sus hijos siendo comprensivo y prestándole atención, tratando de mirarlo a los ojos y desde las líneas del respeto.

– Dedique un espacio del día para jugar con ellos, ya sea a los carritos, a las muñecas, o bien, juegos en familia.

La psicóloga concluyó diciendo que se debe considerar que todo niño desea y se siente orgulloso de tener un Súper Papá en casa y que esté disponible cuando sea necesario.

“Es durante los primeros años,  donde se crean lazos fuertes, que se van incrementando con el paso del tiempo”.

Shawell Peña