Articulistas

Puntos… y picas

Puntos… y picas

Carlos Manuel Estrella

Reivindicar a Faña

Luego de Leonardo Faña ser favorecido con auto de no ha lugar a la persecución penal por alegado abuso sexual a una subalterna, caso por el que fue suspendido como funcionario, estuvo en prisión preventiva un mes y luego fue destituido, conviene preguntar quién repara el daño y cómo reivindicarlo.

El defenestrado director del Instituto Agrario (IAD) del gobierno de Luis Abinader y dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), quien sobresalió como destacado opositor a la gestión de Danilo Medina en el último tramo de la Era del PLD, hoy puede ser considerado mártir y víctima a la vez.

Es un mártir del gobierno anterior porque osó denunciar al pasado ministro Administrativo de la Presidencia por abuso de poder contra productores agrícolas (secreto a voces), fue encausado y condenado por la justicia peledeísta y nunca dio su brazo a torcer, pese a presiones del régimen.

Ahora en la gestión de su PRM es víctima de lo que pudo ser una trama político-jurídica, extensión de la persecución del gobierno anterior con tentáculos vigentes, que lo sacó de circulación al morder un anzuelo femenino para crear escándalo, destruirle imagen y reputación, y alentar morbo público. 

La decisión del juez que lo absuelve y desecha la acusación confirma que el relato de la dama fue novelesco, sin soporte documental probatorio ni diligencia procesal del ministerio público, que deja en nebulosa la verdad porque la mujer, activista de campaña pasada del PLD, desistió y desapareció.

A pocos días del no ha lugar favorable a Faña, el presidente Abinader se adelantó al destituirlo oficialmente, sin esperar decisión judicial definitiva e ignorando la presunción de inocencia sobre su colaborador y por eso ahora vale reiterar quién y cómo reivindicar personal y políticamente a este hombre.

Por: Carlos Manuel Estrella [email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos