Cójanlo

Valle Nuevo

Valle Nuevo

El calvario de los agricultores de Valle Nuevo, que se inició en 2016 con la resolución del Ministerio de Medio Ambiente que prohibió la siembra y cultivo de papas, lechuga, zanahorias y otros rubros, está supuesto a terminar con la evaluación y reubicación que se ha dispuesto.

Tratándose de la zona de la cordillera Central donde nacen las principales cuencas hidrográficas, el parque tiene un valor que va más allá de la distribución de parcelas y la producción de alimentos.

El interés de Medio Ambiente con las medidas que ha dispuesto, entre las que figura la realización de un censo, es garantizar la conservación del parque. Valle Nuevo ha sido centro de muchos conflictos.

Hay muchos puntos oscuros que en el actual proceso las autoridades deberían aclarar. Valle Nuevo no ha sido invadido únicamente por agricultores, sino por gente de poder que ha construido villas y hasta proyectos inmobiliarios.

Ahora que de nuevo se tiene la intención de rescatar el parque las autoridades deben despejar todas las inquietudes que han convertido a Valle Nuevo en un permanente centro de conflicto. El problema no solo son los agricultores.

El Nacional