Cójanlo

Cumbre borrascosa

Cumbre borrascosa

La Cumbre de las Américas, un encuentro que desde 1994 reúne cada 12 meses a jefes de Estado y de Gobierno de la región para tratar asuntos diplomáticos y comerciales, se ha tornado borrascosa por la exclusión este año de tres países de la región.

Como nación anfitriona la decisión de Estados Unidos de vetar a Nicaragua, Cuba y Venezuela ha provocado rechazo y malestar en gobiernos latinoamericanos.

La cumbre se percibía como una oportunidad para el presidente estadounidense Joe Biden acercarse y estrechar vínculos comerciales y diplomáticos con América Latina.

Pero las exclusiones de los tres países amenaza por lo menos con quitarle brillo e impacto al encuentro pautado para el 15 de junio en Los Ángeles. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que no asistirá a la cumbre si se mantiene el veto.

Otros países, que también se han pronunciado a favor de la integración, han expresado su inconformidad con la decisión de Estados Unidos.

Brasil figura en el grupo. De persistir el veto puede darse como un hecho que la cumbre, sin importar los resultados, no tendrá mayor impacto en la región. Y su fracaso afectaría la imagen de Biden.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos