Cójanlo

Dependencia

Dependencia

Los países pobres producen materias primas y exportan, igual que los desarrollados, pero éstos últimos imponen sus esquemas de producción, utilizan altas tecnologías que reducen sus costos y dominan los mercados, teniendo a los primeros como destinos de sus mercancías.

Les transfieren sus inversiones en busca de mano de obra barata, donde contribuyen a impulsar sectores de la producción que les son estratégicos, aprovechando sus recursos naturales.

Crearon e influyen en los organismos multilaterales y bilaterales de financiamiento, a través de los cuales trazan sus políticas crediticias e imponen sus “recetas” para un desarrollo limitado.

También aplican sus geopolíticas vía ONU y sus agencias mediante la cooperación técnica y económica, generando dependencia.

Esto lo saben los presidentes, que suben atados a esas políticas que afectan las soberanías nacionales. Leonel Fernández, ya con su experiencia, en una reciente tertulia con intelectuales dijo que existen “poderes supranacionales” que inciden en todo el mundo y afectan las soberanías de los Estados. República Dominicana no escapa a éstos suprapoderes. Lamentable, pero es así.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos