Cójanlo Página Dos

Desafíos Policía

Desafíos Policía

Con su proceso de profesionalización y modernización la Policía no puede descuidarse frente a una criminalidad y delincuencia siempre al acecho. Lo ocurrido en Majagual, Azua, donde un cabo identificado como Deivi Gómez Alcántara fue ultimado en pleno destacamento por desconocidos que cargaron su revólver y un motor es una señal de que la criminalidad no duerme.

Se trata de un suceso que plantea la inseguridad no solo en las calles, sino hasta dentro de los propios destacamentos policiales.

Otro hecho que tiene que llamar la atención de la Policía es la muerte del joven Gabriel Bandera, de 21 años, abatido de un tiro en la cabeza cuando se resistió a un asalto en la urbanización Máximo Gómez, Villa Mella.

Y como expresión del nivel alcanzado por la delincuencia está el caso de Villa González, donde fue sustraída la camioneta en que agentes de la Policía prestaban servicios.

La acción muestra la determinación que suele acompañar las acciones delictivas. Los dos crímenes y el robo de la camioneta son para que la Policía tenga presente que hay que prestar atención a la calle y que no todo es retórica.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos