Cójanlo

Droga como lluvia

Droga como lluvia

Las presentes autoridades tienen que haber batido récord en el decomiso de cargamentos de drogas desde que asumieron el poder.

Por más grandes que sean se ha llegado al punto que la opinión pública no se inmuta con las incautaciones. Ahora se acaban de decomisar 166 paquetes en un contenedor en el multimodal Caucedo, pero para la población el golpe es como si se tratara de un pellizquito.

La eficiencia de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) es digna de reconocimiento en torno a los decomisos, pero prima la inquietud sobre la desafiante introducción de la sustancia.

Los golpes son para que el narco se intimide, lo que no ocurre porque tiene que contar con buenos contactos en el país. Inquieta mucho que la DNCD ocupa solo drogas, pero rara vez a traficantes de poca monta.

Parece que es necesario no solo un blindaje más estricto de las costas y el comercio marítimo, sino una depuración de todos los agentes que intervienen en la lucha contra el narcotráfico.

Es sospechoso que golpes como la incautación de los 166 paquetes en Punta Caucedo no contribuyan a reducir el trasiego de cargamentos a República Dominicana.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos