Articulistas

Nueva ola

Nueva ola

Ernesto Guerrero

Ernesto Guerrero
[email protected]

Tal como como indicaban las proyecciones, hoy enfrentamos un nuevo brote de coronavirus, cuya magnitud puede ser grave, a menos que tomemos medidas rápidas y eficaces para contenerlo.

Autoridades de salud reportan que durante las últimas tres semanas se registró un aumento sistemático del número de casos y de las tasas de positividad. Desgraciadamente todavía faltan millones de personas por vacunarse.

Como en ocasiones anteriores, para reducir el impacto de esta ola se requiere la participación activa de la población, el Gobierno y el sector salud.

Confinar de nuevo a toda la población, sería la medida más efectiva, pero impracticable. Medidas recomendables: Seguimiento y aislamiento de los casos; exigir enérgicamente la vacuna y/o una prueba de COVID-19 a todo el que ingrese al país y a cualquier lugar cerrado, incluyendo iglesias.

El virus no ha cambiado su forma de transmisión, por tanto, la población debe hacer de las mascarillas una prenda habitual, usarlas correctamente y por ningún motivo quitárselas en lugares cerrados.

El distanciamiento físico también es efectivo. Recuerda que la mayoría se contagian con familiares o personas que creen de su confianza.

Es inconcebible, que a pesar de disponer vacunas, solo el 61 % de la población ha recibido dos dosis, de los cuales un porcentaje muy bajo, recibió la importante dosis de refuerzo.

Las camas hospitalarias y unidades de cuidados intensivos están repletas de personas que no se vacunaron o no cumplieron los esquemas establecidos. Gente joven que en promedio ocupan una cama hospitalaria por más largo tiempo.

Es increíble que entre los no vacunados encuentren profesionales y/o gente con alto nivel de educación. Sin embargo, la gran mayoría son personas mal educadas, supersticiosas, que no creen en la ciencia. Cuya principal excusa es no saber lo que le están poniendo, y/o exigir erróneamente su derecho a decidir sobre su cuerpo, sin importarles el bienestar colectivo.

¿Por qué vacunarnos? Para no morir de Covid-19; Para no abultar una cama de hospital si enfermamos; Para poder abrazar nuestros seres queridos; Para no tener que hacer un PCR para salir a bailar, ir al restaurante, ir de vacaciones y muchas cosas más; Para que hijos y nietos regresen a la escuela y hagan deporte. Para que el Covid-19 sea un viejo recuerdo; Para protegernos.

Ernesto Guerrero

Ernesto Guerrero