¿Qué Pasa?

Una diseñadora ucraniana hace campaña en París contra la guerra

Una diseñadora ucraniana hace campaña en París contra la guerra

Lilia Litkovskaya speaking at Tranoï ALEXANDRE GALLOSI/COURTESY OF TRANOI

Por: María D. Valderrama  

París (EFE).- Sin sus prendas ni el trabajo de los últimos meses, la diseñadora ucraniana Lili Litkovskaya se ha instalado en el salón de moda de París Tranoi con una bandera azul y amarilla como reclamo para que otros diseñadores se movilicen en redes sociales y en las manifestaciones a favor de su país, asediado por Rusia.  

En 2017, Litkovskaya estuvo en París presentando su colección en la pasarela de la Semana de la Moda. Poco después, la pandemia le impidió regresar a la capital mundial de la moda por lo que 2022 iba a ser el año del regreso. Pero la vida tenía otros planes para ella.  

El 24 de febrero, el ejército ruso entraba en Ucrania por tierra, mar y aire, y ella huía de su país en coche con su hija, que no tiene aún dos años. Su marido está combatiendo en Kiev y su madre refugiada en otra ciudad, cercana a una base militar que ha sido bombardeada por Rusia. 

 Litkovskaya dejó en Ucrania toda su vida pero también su trabajo como diseñadora, que ahora está utilizando para informar sobre la trágica guerra en la que se ha visto sumido su país.  

Mientras otros diseñadores muestran sus últimas creaciones, sus bolsos y abrigos para la próxima temporada, en el stand de Litkovskaya solo hay una bandera ucraniana decorada con flores amarillas.  

Además, medio centenar de códigos QR colgados en la pared permiten al visitante descubrir el trabajo de 45 diseñadores ucranianos, que ha quedado también frustrado por el conflicto armado. 

 Resulta impactante entrar en los perfiles en redes de algunos de esos diseñadores- Omelia Atelier ha pasado de publicar camisas y parejas besándose a mostrar ancianas armadas con un fusil; Rockah Brand ya no presenta joyería sino tanques en las calles de la capital; y Etnodim ya no comparte camisas bordadas sino chalecos antibalas y cascos militares.  

Es la normalidad sacudida por el horror de la guerra, que deja el futuro detrás de un tapiz negro sobre el que resulta difícil aventurarse. 

 “Ahora la moda ya no importa, lo que importa es parar la guerra”, dice la diseñadora a EFE. Con lágrimas en los ojos, Litkovskaya agradece a quienes pasan por su puesto para mostrarle su apoyo. “Te has puesto un jersey azul, muchas gracias”, dice emocionada a una colega.  

A otro le pregunta si esta tarde acudirá a la manifestación prevista en el centro de París bajo el lema “Stand with Ukraine» (“Apoya a Ucrania»), y lleva una cinta con la bandera ucraniana que va dando a quien se lo pide.  

“Los profesionales de la moda van a estar hoy apoyando a Ucrania en París. Muchos se han movilizado en redes, otros han cancelado sus ventas con Rusia. Es importante que ellos se manifiesten porque tienen mucha visibilidad”, defiende, convencida de que si cada persona aporta “una gota” puede ayudar a frenar al situación.  

Tras doce horas esperando en la frontera, pudo llegar a Cracovia (Polonia) con su hija antes de poner rumbo a Milán (italia) y después París, donde llegó hace tres días. En el coche, acogieron a una mujer que trataba de salir del país con un bebé de once meses.  

Puedes leer: Artistas ucranianos reciben apoyo mientras Rusia es aislada

Ahora, como muchos de sus compatriotas, no sabe lo que le depara el futuro, pero espera mucho de la movilización de los ucranianos en las manifestaciones fuera del país.  

“Tengo que estar aquí y utilizar este momento en el que gente muy influyente puede compartir su rechazo a la guerra con sus seguidores y mostrarles lo que está pasando. Hay muchas cosas que puedo hacer aquí para ayudar a mi país, esta guerra nos concierne a todos. Ahora Ucrania tiene que salvar el mundo”, dice.   Su hija, que sonríe y juega con una mandarina ajena a la realidad, le pregunta por qué se han ido de su casa. Su madre solo le responde- “Volveremos pronto».

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos