Cójanlo Página Dos

Crisis Haití

Crisis Haití

Actos de violencia en Haití.

La Organización de Estados Americanos (OEA), aunque ha hecho muy poco, está en lo cierto al culpar a la comunidad internacional y a la élite haitiana de la crisis política y económica que afecta a la vecina nación.

Pero el momento no es para señalar culpables, sino para buscar soluciones a un problema que se torna cada día más grave. La crisis de poder, que se agudizó hace un año y poco más de un mes con el asesinato del presidente Jovenel Moïse, ha alcanzado tal magnitud que hoy el control del territorio lo tienen pandillas criminales.

Para colmo se asegura que esas pandillas actúan con protección de sectores de poder. El país ha sido abandonado a su suerte, pero la asistencia que ha encontrado en la comunidad internacional no ha pasado de retórica y simples dádivas. Como si contara con instituciones la salida a la crisis se ha buscado en la celebración de elecciones, que nada resolverán, para escoger a las nuevas autoridades.

Ahora que ha tocado el caso haitiano sería un gran aporte para enfrentar los males de la nación que la OEA motorizara una jornada internacional para restablecer la gobernabilidad y la seguridad en el territorio.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos