Pulsaciones

Detalles crimen: “¡Miguel, no!”

Detalles crimen: “¡Miguel, no!”

Orlando Jorge Mera y Miguel Cruz

Ese “¡Miguel, no!” lo recoge todo sobre la muerte del ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera. Claro está que era presionado por su victimario, su amigo de infancia Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota para que le concediera, como comprobó el Ministerio Público, una aprobación al margen de las leyes.

Esos motivos que se citan reflejan los siniestros intereses que giran en torno al quehacer político en el país. Cruz de la Mota se había quejado de que no le resolvían a pesar de su campaña para llevar al poder a Luis Abinader.

Cruz de la Mota, no presionaba por un empleo, como es el caso de miles de perremeístas, sino por unos permisos ambientales en violación de la ley.

Puedes leer: Testigos narran momento matan a Jorge Mera

Entendía que su amigo de toda la vida tenía que satisfacer sus supuestas exigencias dada la amistad y la posición que ocupaba.

“¡Miguel, no!”, insistía Jorge Mera, pero el amigo no aceptaba la respuesta. Al no poder obtener la aprobación para la exportación de unas baterías usadas, el acusado mató con la mayor sangre fría de seis disparos al ministro y amigo, de quien por su conducta y trayectoria profesional y política debía sentirse orgulloso.

Como Cruz de la Mota son muchos los que conciben el quehacer político como un negocio o una oportunidad para sacar provecho personal. Eso de institucionalidad y orden les importa un bledo. Veía los permisos como un derecho porque había hecho campaña y el titular de la cartera era un amigo de toda la vida.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos