Cójanlo

Mucho que desear

Mucho que desear

Roberto Fulcar

El caos que ha marcado la apertura del año escolar, con centros deteriorados y déficit de profesores, no tiene otra explicación que la falta de planificación del Ministerio de Educación. La realidad que se ha visto, con el caso de profesores que han tenido que tomar dos grupos de estudiantes, dista mucho del panorama que había dibujado el ministro Roberto Fulcar.

Algunos sectores no han perdido tiempo en señalar que a pesar de la larga vinculación con el sector el cargo le ha quedado grande. El sistema de enseñanza opera, según las propias autoridades, con déficit de 19 mil docentes.

De haberse ponderado todos los factores los planteles estarían en su mayoría aptos para impartir docencia y no se tendría el alarmante déficit de maestros que afecta el sistema de enseñanza. Ni se llegaría a la contratación provisional de educadores en lo que concluye el concurso para llenar las vacantes.

La presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP, Xiomara Guante, calificó el drama de terrible. En tanto el ministro Fulcar carece de excusas sobre los percances, el cuadro pinta que este año el sistema de enseñanza quedará lejos de superar las tradicionales trabas que lo han lastrado.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos